La cocina solidaria del Panda

By
Updated: junio 15, 2020

 

Emanuel Molina, Panda, es pilar de Palermo Bajo, jugó en España el año pasado y es dueño de una marca de comidas congeladas, Godere. Con su novia Flor generaron una obra para tenderles una mano a un barrio carenciado que está cerca del club.

 

“Un día estábamos en casa con Flor y nos tocaban el timbre cada media hora, gente que venía a pedir algo de.comida o algo de ropa y con todo esto del coranavirus la verdad que cada vez se hizo más frecuente y no está bueno. Realmente nos afecta mucho ver tanta necesidad normalmente, y ahora ya es una situación muy extrema. Así que nos dimos cuenta que tenemos tiempo y gente alrededor dispuesta a ayudar”, cuenta Emanuel.

Sigue el primera línea: “Nosotros tenemos un local en la Tejeda donde elaboramos comidas y pensamos que como los domingo no abrimos podíamos emplear ese día para hacer comida para gente que lo necesita. Así que me puse en contacto con Riki Alday, un amigo, y me contó que en Los Cortaderos, un barrio que está pasando el club, por Los Polacos al fondo, había un comedor comunitario que no estaba funcionando porque había fallecido la señora que lo llevaba adelante. Hablamos con Claudia, la hija de esta señora, y nos facilitó el lugar para entregar comida a gente de la zona”.

“Nos sorprendió la rapidez con la que conseguimos tantas cosas. Nos ayudaron con los ingredientes del menú, otros con plata, hasta colaboró gente de San Juan. Amigos míos y de Flor nos dan una mano también”. Desde entonces, domingo de por medio, Panda y Flor cocinan para el comedor y entregan la comida a los vecinos del barrio.

 

 

Comentarios

comentario