Gabriel Abrile: “En el rugby y en la medicina lo importante es el equipo”

By
Updated: abril 2, 2020

 

Pasaron muchos años, pero Gabriel Abrile no olvida su primer sábado en Urú Curé. “Era un día hermoso, soleado, celeste el cielo y algo me cautivó que no dejé nunca de estar ligado al club”, recuerda el hooker que jugó desde los 5 años hasta 2008. “Sólo dejé de jugar cuando viví en el exterior por mi profesión. Seguí unido a Urú como entrenador de divisiones juveniles, primera y últimamente como médico, hincha y papá de Francisco”. Acostumbrado a grandes batallas, hoy Gabriel juega otro partido, acaso uno de sus más trascendentes, en su rol de Médico Especialista en Terapia Intensiva. Es jefe de terapia del Hospital San Antonio de Padua y jefe de UTI en el Sanatorio Privado Río Cuarto y en el Instituto de Urología y Cardiología Rio Cuarto. Hombre de rugby hasta el hueso, candidato a intendente de su ciudad, hoy es uno de los que nos cuida en este tiempo de pandemia.

 

¿Como está la situación en Río Cuarto y zona de influencia?
Por ahora nos estamos preparando para empezar a jugar el partido contra esta pandemia. Río Cuarto es hospital de cabecera para todo el sur de la provincia y la situación en la ciudad es muy parecida a las grandes ciudades o ciudades intermedias: tenemos por ahora circulación local, tenemos casos positivos, algunos ya fueron dados de altas,

¿Cómo están preparándose para los próximos días que se suponen complicados por el crecimiento de infectados?
Nos estamos preparando aumentando las camas tanto en la parte pública como privada, capacitándonos, todos estamos aprendiendo porque es algo nuevo en el mundo, tratando de perfilar el recurso humano y formar en destrezas que no son habituales a todos los médicos, como el manejo de la vía aérea y la ventilación mecánica. Esperamos estar a la altura de la circunstancia para tratar de cuidar lo mejor posible a aquel paciente que tengamos que atender.

¿Cómo se cuida a un paciente infectado y cómo se cuidan ustedes?
En terapia tenemos actualmente un paciente que dio positivo para la infección del Coronavirus, eso hace que el servicio de terapia tome una dinámica distinta y lleva a extremar las medidas para prevenir contagiarnos, lo cual hace que todo sea menos frenético en la terapia. Es clave utilizar bien los equipos de protección personal, tener mucho cuidado al ponerlos y sobre todo al retirarlos, la manipulación de la vía aérea. En los procedimientos médicos tenemos que extremar los cuidados, es donde mayor riesgo podemos tener al contagio por la alta carga viral de las secreciones del paciente infectado y donde tratamos de poner todo nuestro profesionalismo en el cuidado de nuestros paciente .

¿Cuánto cambió tu vida cotidiana en estos días?
Mi vida no cambio mucho en esta cuarentena, jajaja. Sigo trabajando, arranco muy temprano en el hospital y termino tipo 16, 17 horas, cuando vuelvo a mi casa y ahí empieza todo un protocolo: me saco el calzado, me saco la ropa con la que vengo de afuera y paso a bañarme. A nosotros nos genera tanta incertidumbre contagiarnos como contagiar a la familia, por lo que extremamos los cuidados.

¿Qué sentís ante tantas muestras de agradecimiento de la población para con los trabajadores de la salud?
Todos los días, a las 21, tenemos un sinnúmero de saludos, aplausos; algunos te emocionan y esas muestras de cariños te dan fuerza y ganas, pero es importante que después que pase esta pandemia los aplausos sigan, sobre todo para exigirles a los gobernantes que necesitamos salud pública de calidad.

¿Qué te enseñó tantos años de rugby que aplicás en este contexto? 
Lo que me enseñó el rugby es que todos somos importantes en un equipo, que todos tenemos que dar lo mejor de sí para tener el mejor resultado de conjunto. Y la medicina es eso, un gran equipo en el que todos son importantes, somos una cadena de supervivencia en la que cada eslabón de la cadena debe estar unido para poder salvar la vida de una persona: desde el administrativo, la mucama , la enfermera, el médico, etc. Todos somos importantes para lograr la supervivencia de una persona y a mi me toca liderar ese equipo que en esta etapa se tendrá que multiplicar, hacer un gran esfuerzo, para dar respuesta de calidad y estar al frente de 31 camas de terapia intensiva, que si es necesario se pueden sumar 24 camas más.

¿Hay algo en particular que te preocupe?
Esta pandemia sobrepasó a sistemas de salud muy sólidos, lo cual me genera mucha preocupación porque nuestros sistema de salud, tanto público y privado tiene muchas falencias. Pero creo también que tenemos un recurso humano que se adapta a la adversidad y eso es un plus extra para que la gente se sienta más cuidada. Es importante saber que este virus no respeta condición social, raza, género, límites geográficos, credos, por eso es importante que nos cuidemos, que se queden en casa. Nosotros somos una sociedad que no tiene noción de riesgo, por eso vamos en moto sin casco, sin el cinturón de seguridad en el auto, etc etc etc. Creemos que las cosas nunca nos van a pasar, por eso de una vez por todas entendamos que las cosas nos pueden pasar a nosotros: quedate en tu casa, respetá la cuarentena, así nosotros no tenemos que verte en una terapia intensiva.

 

Comentarios

comentario